Horteralia
Ladilla Rusa

Ladilla Rusa están revolucionando las pistas de baile de España y parte del extranjero. Estos dos amigos de toda la vida han vivido mil aventuras y desventuras que son la base de sus composiciones. Así, sus temas surgen yendo de cañas, volviendo de fiesta o en un sofá medio muertos de la resaca. 

‘El Estado del Malestar’ es el título de su primer disco con el que han logrado colarse en los grandes festivales de este país, como el Arenal Sound o el Sonorama Ribera. Ladilla Rusa son punkis y petardos a la vez. Así, durante un viaje por diez canciones, el grupo explora a través del humor y la crítica el estado de la sociedad actual.

Ladilla Rusa es electropop, pero también es rumba bakala [Macaulay Culkin], es italo disco [Bebo (de bar en peor)], es mákina noventera [Encarni, encarnae], es punk electrónico [Princesas], es samba tropical de ultratumba [Criando malvas], es glam crítico [Estado del malestar], es trap con aires árabes [Chucherías Mari], es folklore en forma de jota electrónica [Cambiome el cuerpo] y así hasta 10 géneros diferentes. Pero sobre todo, Ladilla Rusa es la risa. El disco lo ha producido Ignacio Miranda (Ultraplayback, Julieta Jones, Joan Queralt & the Seasicks), se ha grabado en ArcticWave Studio y lo ha editado La Mundial Records.

Su último tema ‘Kit y los coches del pasado’ es una revisión de la España quinqui y cañí que les ha hecho, según ellos mismos dicen, “triunfar como Los Chichos”. En esta canción, influida por las rumbas de Tijeritas o Camela, los Ladilla cuentan la vida de José María, un señor de extrarradio al que le regalan un coche fantástico con lucecitas. En Kit se fusionan a la perfección el costumbrismo, el humor y la nostalgia. En este tema  han contado con la colaboración de Los Ganglios y las Lady Gipsy, que ponen las voces gitanas en un tema que no puede ser más pegadizo. 

Ladilla Rusa